miércoles, 12 de septiembre de 2018

¿Qué puedo hacer si la empresa en que trabajo comete un delito?

La mayoría de los trabajadores no hacen denuncias cuando son testigos de algún tipo de falta o delito. La explicación es que no hay suficiente confianza cuando se trata de delatar malas prácticas. El mayor miedo es, por supuesto, la posibilidad de perder el trabajo. A pesar de que algunas empresas tienen canales internos para gestionar denuncias, la mayoría de los trabajadores no se atreve a utilizarlos.

Esto se contrapone con la realidad de países como Estados Unidos, Suecia, Finlandia, Dinamarca, Alemania o Japón, en que los directos o empleados se sienten empoderados y hacen denuncias con muchas frecuencia. La principal razón para que las personas en Chile no usen los canales existentes de denuncias corporativas es el temor a represalias -despidos o problemas laborales originados a raíz de la denuncia- o la falta de incentivos: no existe ningún beneficio para quienes realizan estas denuncias, por lo que no suelen ocurrir con frecuencia.



Para estos casos existe Teléfono Rojo. Esta es una plataforma que permite canalizar las denuncias que los trabajadores de una empresa quieran realizar, de forma completamente anónima, y con un tratamiento adecuado según el tipo de delito o situación de la que se trate. De este modo, problemas de acoso laboral, acoso sexual, corrupción, robos, sobornos, discriminación, u otros, serán adecuadamente informados a las autoridades competentes.

Los canales de denuncia de este tipo, gestionados por empresas externas, tienen más posibilidades de ser independientes, seguros y confiables, tanto para las empresas como para sus trabajadores. Lamentablemente, en Chile no existen grandes incentivos a realizar denuncias. En USA, por citar un ejemplo, existen pagos en dinero a los trabajadores que realicen denuncias que terminen en una multa a las empresas infractoras, premios que pueden superar los 300.000 dólares.