viernes, 11 de agosto de 2017

Temporada de alergias y los malestares generales

Generalmente en primavera casi el 50% de la población sufre de alergias, todo producido por el brote de los árboles, el sol, el polen en el aire, entre otras cosas. Se deben cuidar muy bien a los niños de esta enfermedad ya que una alergia mal cuidada puede transformarse, con el transcurso de los años, incluso en asma.


Las enfermedades respiratorias en tiempo de primavera no suelen ser peligrosas, pero sin duda alguna, extremadamente desagradables, ya que nos hacen estornudar en situaciones no adecuadas, toser mucho, andar con mucho flujo nasal y con un aspecto no muy presentable ante la sociedad. Pero para estas desagradables molestias existen remedios preventivos como por ejemplo los geles que se aplican en la nariz y evitan que el polen ingrese o ataque al sistema respiratorio, los remedios antialérgicos funcionan, pero hasta cierto punto, ya que si hacemos abusos de ellos pronto dejan de hacer efecto, es por esto que los expertos recomiendan alternarlos entre una temporada y otra, para que el cuerpo de cierto modo reacciones ante los estímulos que nos producen para no sentir alergias. También es importante cuidar a los niños del sol, ya que su piel es más sensible que la de un adulto y el contacto por un determinado tiempo puede causar granos, enrojecimiento, y picazón. Para algunas mamás puede ser complicado impedirle a sus hijos que no salgan al patio en verano a disfrutar de las temperaturas agradables, o de la piscina, pero siempre es importante protegerlos del sol con bloqueador solar, o con toldos sobre el lugar de juego.

Existen oportunidades en las cuales se piensa que por estar dentro de la casa, no se tiene contacto con los rayos ultra violeta, pero si se está al lado de una ventana a la cual le llega directamente el sol, si estamos exponiéndonos y de manera aún más peligrosa, porque no se ha hecho nada por evitarlo. Es por esto que el mercado también ofrece cortinas motorizadas que pueden ser bajadas y subidas dependiendo de la intensidad de sol que le llegue a la habitación.

Siguiendo simples pasos se puede proteger de algo tan peligroso como las quemaduras de sol o las alergias, que sumado al tiempo y el mal cuidado, se pueden transformar en peligrosos enemigos que terminan acabando con la buena calidad de vida, y aún peor, con nuestra propia vida.

0 comentarios:

Publicar un comentario